HEDY LAMARR: UNA VIDA DE PELÍCULA

Pasó a la historia del cine por interpretar un orgasmo, pero pocos conocen que además de actriz fue una brillante inventora. Este año se celebra el centenario del nacimiento de Hedy Lamarr  y aprovechando esta epopeya,  vamos a repasar su interesante vida, una vida de película. 

HEDY LAMARR

HEDY LAMARR

Hedwig Eva Maria Kiesleren más conocida por su nombre artístico Hedy Lamarr, fue considerada en su tiempo como la mujer más bella y sexy del mundo, y se hizo famosa por protagonizar una de las secuencias eróticas más escandalosas de su tiempo. Nada menos que en 1932, apareció totalmente desnuda e interpretando un orgasmo “mirando a cámara”. Fue en la película Éxtasis  rodada en Praga por el director Gustav Machaty. Pero no solo de glamour vive la mujer, y esta adorable criatura era además una mujer inteligente, que ya desde niña fue considerada una superdotada. Cursó estudios de ingeniería llegando a patentar  en 1940 el llamado “espectro expandido” que todavía hoy tiene aplicación.

HEDY LAMARR

HEDY LAMARR

 

“Cualquier chica puede ser glamourosa. Sólo tienes que estarte quieta y parecer estúpida” Hedy Lamarr

Nació en Viena el 9 de noviembre de 1914 (por cierto el Día Internacional del Inventor se hizo coincidir con su aniversario), de padres judíos, él banquero y ella pianista. A los 16 años está brillante joven dejó sus estudios de ingeniería para dedicarse al mundo que realmente le fascinaba, el teatro. Según narra en sus memorias eróticas Éxtasis y yo, su belleza le reportó más sinsabores que alegrías.

Hedy Lamarr

Hedy Lamarr

Desde muy joven soportó el acoso de exhibicionistas y más de un intento de violación, y se definía a si misma como un alma hipersexuada, sin la más mínima culpa frente al placer. De hecho se hizo mundialmente famosa gracias al orgasmo que fingía en Éxtasis, después de corretear desnuda durante diez minutos por un bosque. Aunque este dato puede inducir al error de pensar que lo hizo de “buena gana”, nada más lejos de la realidad. El director de la película le prometió hacer las tomas desde lejos y difuminadas, compromiso que por supuesto rompió, dando lugar a la secuencia que tantos hombres de su época no pudieron olvidar nunca.

Para su desgracia se casó con el magnate de la industria armamentística Fritz Mandl, un hombre feroz y celoso que vio en el guión de Éxtasis, en la que su esposa interpretaba a una joven y bella mujer casada con un hombre mayor al que no amaba, una burla de su propia historia.  A partir de ese momento su marido intentó hacerse con todas las copias de la película  y recluyó a Eva en casa literalmente bajo llave, permitiéndole salir únicamente a fiestas en las que la lucia como a un trofeo.

Este encierro duró dos años, tiempo que ella empleo para retomar sus estudios de ingeniería y ampliar sus conocimientos sobre las nuevas tecnologías para armamento, gracias al mundo social que la rodeaba. Este hecho la llevo a inventar y patentar en 1940 junto al músico de Hollywood George Antheil, el espectro expandido,  un sistema secreto de comunicaciones entre aviones y barcos, que servía para dirigir un torpedo con señales de radio que cambiaban de frecuencia arbitrariamente, para evitar ser interceptadas. Fue la base para los actuales GPS,  telefonía móvil y wifi.

Pero aquí no termina la apasionante historia de esta mujer. Para huir del secuestro al que la sometió su marido, Eva sedujo a la criada que hacía de carcelera (ya hemos contado anteriormente que era una mujer sexualmente libre) y aprovechando un viaje de su esposo consiguió llegar a Paris, llevándose cuántas joyas pudo recopilar. Desde allí llegó a Londres, dónde embarco rumbo a Nueva York. En la travesía conoció y enamoró al famoso productor de cine Louis B. Meyer, que la rebautizó con su nombre artístico Hedy Lamarr, y la convirtió en estrella del celuloide.

Trabajó con directores tan importantes como King Vidor (Cenizas de amor) y Jacques Tourneur (Noche en el alma). Pero a pesar de su inteligencia, no tuvo buen ojo para elegir sus papeles. Rechazó interpretar películas tan míticas como Casablanca y Luz de Gas. Y sobre todo se la recuerda por Sansón y Dalila de Cecil B. DeMille la única que le reportó verdadera fama.

Se casó tres veces,  tuvo tres hijos y estuvo en varias ocasiones en la cárcel acusada de cleptomanía. Su continua insatisfacción personal, al no conseguir la admiración de los hombres excepto por su belleza, la llevaba a robar cualquier chuchería en cualquier almacén. ¡Que paradoja! la mujer que tenía a sus pies a los hombres más ricos del mundo, no podía evitar robar.

Cenizas de amor, 1941, King Vidor

Cenizas de amor, 1941, King Vidor

Noche en el alma, Jacques Tourneur-1944

Noche en el alma, Jacques Tourneur-1944

White Cargo, 1942, Richard Thorpe

White Cargo, 1942, Richard Thorpe

BOOM TOWN, 1940, Jack Conway

BOOM TOWN, 1940, Jack Conway

No me digan que su vida no da para hacer una película…

Anuncios

2 pensamientos en “HEDY LAMARR: UNA VIDA DE PELÍCULA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: